La formación de un tapón de cerumen es una causa de pérdida auditiva que se presenta con relativa frecuencia en parte de la población. No supone un gran problema de salud puesto que se trata de la obstrucción en el conducto del oído externo debida a la excesiva acumulación de una sustancia que está ahí, precisamente, para protegerlo. La solución parece sencilla, retirar el tapón, pero no se puede hacer de cualquier forma si no queremos empeorar la situación.

Publicado en Oído
Banner_Youtube_Otospray