Indicaciones

Tratamiento sintomático de las formas improductivas de tos (tos irritativa, tos nerviosa).

Presentaciones

Jarabe vía oral 200 mL.
C.N.: 683466.4

Posología

Este medicamento se administra por vía oral:

Adultos y niños mayores de 12 años: 10-20 mg de dextrometorfano (equivalente a 5-10 mL de jarabe) cada 4-6 horas. Máximo 120 mg/día. No sobrepasar las 6 tomas diarias.

Niños entre 6 y 12 años: 5-10 mg de dextrometorfano (equivalente a 2,5-5 mL de jarabe) cada 4-6 horas. Máximo 60 mg/día. No sobrepasar las 6 tomas diarias.

Niños entre 2 y 6 años: 2,5-5 mg de dextrometorfano (equivalente a 1,25-2,5 mL de jarabe) cada 4-6 horas. Máximo 30 mg/día. No sobrepasar las 6 tomas diarias.

En enfermos hepáticos la dosis debe reducirse a la mitad, no sobrepasando en ningún caso las 4 dosis diarias.

Forma de aplicación

Ingerir la cantidad de jarabe correspondiente, según posología, medida con la ayuda de la cucharilla o jeringa que se incluye.

Advertencias y precauciones especiales de empleo

Debe administrarse con precaución en pacientes con enfermedades hepáticas, ya que puede alterarse el metabolismo de dextrometorfano.

  • Si la tos persiste más de una semana o si va acompañada de fiebre alta, erupciones en la piel o dolor de cabeza persistente, deberá examinarse la situación clínica.
  • No utilizar este medicamento en caso de tos persistente o crónica, como la debida al tabaco, asma o enfisema, o cuando va acompañada de abundantes secreciones, ya que puede deteriorar la expectoración y aumentar así la resistencia de las vías respiratorias.
  • No exceder la dosis recomendada.

Este medicamento contiene 3,35 g de sacarosa por 5 mL, lo que deberá ser tenido en cuenta en pacientes con intolerancia hereditaria a la fructosa, problemas de absorción de glucosa/galactosa, deficiencia de sacarasa-isomaltasa y pacientes diabéticos.
Este medicamento contiene rojo cochinilla A como excipiente. Puede causar reacciones de tipo alérgico, incluido asma, especialmente en pacientes alérgicos al ácido acetil salicílico.
No se debe administrar con los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), incluyendo furazolidona, pargilina y procarbazina, ya que pueden producir severas reacciones tóxicas caracterizadas por excitación, hipertensión e hiperpirexia.
La quinidina aumenta las concentraciones plasmáticas de dextrometorfano, pudiendo alcanzarse niveles tóxicos.

Embarazo y lactancia
No hay datos evidentes en la literatura de riesgo debido a dextrometorfano, pero como todos los medicamentos, su uso no está recomendado durante el primer trimestre del embarazo ni durante la lactancia.

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinaria
Durante el tratamiento pueden aparecer, en raras ocasiones, una disminución de la capacidad de reacción o somnolencia, que habrá de tenerse en cuenta en caso de conducir automóviles o manejar maquinaria peligrosa.

Banner_Youtube_Otospray