Indicaciones

Alivio local sintomático de la congestión nasal en resfriados, rinitis y otras afecciones nasales como sinusitis.

Presentaciones

Solución para pulverización nasal.

Posología

VÍA NASAL.
Adultos: Realizar una aplicación en cada orificio nasal, máximo 2 veces al día.

Forma de aplicación

Puede aplicarse con la ayuda de su obturador especial en ambos orificios nasales 1 gota, o realizando una nebulización.

Después de cada uso limpiar el extremo del aplicador con un paño limpio y húmedo antes de cerrar el envase.

Advertencias y precauciones especiales de empleo

No se debe utilizar más de 3 días seguidos, salvo criterio médico. El medicamento debe emplearse con precaución si el paciente padece diabetes mellitus, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, glaucoma, hipertrofia prostática, hipertiroidismo o si está tomando antidepresivos o broncodilatadores adrenérgicos.

Uso en niños: Esta concentración no debe utilizarse en niños menores de 12 años. Los niños pueden ser especialmente propensos a la absorción sistémica de oximetazolina y a sus reacciones adversas.

El uso de ANTIRRINUM por más de una persona puede dar lugar a contagios.
No se debe administrar con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), antidepresivos tricíclicos, fenotiazinas y metildopa.

No debe utilizarse en las mujeres embarazadas ni en periodo de lactancia, ya que oximetazolina puede absorberse sistemáticamente; por tanto se valorará el posible beneficio/riesgo para su administración en caso necesario.

Aunque no son de esperar efectos en este sentido, si el paciente nota somnolencia o mareos es preferible que no conduzca.

Pueden aparecer escozor, sequedad, picor de la mucosa nasal o estornudos.

Los siguientes síntomas pueden producirse cuando se aplican cantidades excesivas: dolor de cabeza, temblor, trastornos de sueño, sudoración excesiva, palpitaciones, nerviosismo.

El uso excesivo o continuado puede dar lugar a una congestión nasal por efecto rebote.
En caso de observarse la aparición de reacciones adversas debe suspenderse el tratamiento y notificarlo a los sistemas de farmacovigilancia.