Banner otospray


La disminución del sentido del olfato, llamada hiposmia, o la pérdida de este sentido, llamada anosmia, pueden tener muchas causas distintas. Por lo tanto, su recuperación dependerá de que se resuelva el problema que la ha provocado.

La laberintitis es una inflamación del laberinto, un órgano situado en el oído interno, que causa vértigo y pérdida del equilibrio. El laberinto es una parte fundamental del llamado sistema vestibular, cuya función es mantener el equilibrio del cuerpo. El laberinto interactúa con otros sistemas del organismo, tales como el visual (ojos) y el esquelético (músculos y articulaciones) para mantener la posición corporal.

La anosmia es la pérdida del sentido del olfato debido a alguna alteración en el recorrido olfativo, es decir, el complejo sistema que comienza en la nariz y transmite mediante impulsos nerviosos las sensaciones olfativas hasta el cerebro.

La faringitis es una inflamación de la faringe, órgano tubular utilizado por el aparato digestivo y el respiratorio como vía de paso de alimentos, líquidos y aire.

Banner_Youtube_Otospray