¿A qué se debe la sensación de sequedad nasal?

La sequedad nasal se caracteriza por una falta de humedad en la mucosa de la nariz que ocasiona formación de costras y por ende obstrucción nasal, lo que puede ocasionar movimientos nasales voluntarios o involuntarios, gestos como aletear las fosas nasales, arrugar o elevar la nariz o morder el labio superior.

El medio ambiente contaminado, el humo del cigarrillo y los climas variables suelen ser factores determinantes. También influyen el uso de fármacos vasoconstrictores, enfermedades como el rinoescleroma y la rinitis atróficao, la cirugía nasal o los problemas de apnea.Todo esto hace que los cilios nasales, que son microvellosidades encargadas de transportar moléculas de agua y moco, se reduzcan o se acaben, causando la sensación de obstrucción.

Con la edad las glándulas de la mucosa nasal, de la boca y de la garganta pierden su capacidad productora de moco y saliva, por lo que hay mayor riesgo de sequedad.

Para recuperar y mantener la humedad es básico el uso de suero fisiológico y la lubricación de la mucosa nasal. Si la molestia persiste, hay que consultar con el especialista, para identificar la causa del problema, que puede ir desde la desviación del tabique nasal hasta una rinitis alérgica, problemas del tejido conjuntivo u otra enfermedad.

Consejos

  • Elimine factores contaminantes, como el cigarrillo.
  • Evite el uso excesivo de aire acondicionado o de calefacción.
  • Evite los cambios bruscos de temperatura.
  • No aplique cremas humectantes ni otras sustancias que no estén específicamente diseñadas para la mucosa nasal porque pueden causar irritación.
  • Consulte si la molestia no cede porque puede tratarse de un problema mayor que requiere un diagnóstico y tratamiento oportunos.