¿Pueden causar adicción las gotas que se utilizan para la congestión nasal?

Sí. Los medicamentos en forma de gotas (descongestionantes nasales) que se emplean para resolver la congestión nasal cuando uno está resfriado o tiene rinitis alérgica son útiles, pero no conviene abusar.

Se pueden utilizar en aplicaciones aisladas durante unos pocos días, pero su uso demasiado frecuente conlleva lo que se conoce como "efecto rebote", lo que significa que su efecto es cada vez más corto y que cuando finalizan su acción (al cabo de unas 3 horas, más o menos) las fosas nasales vuelven a taponarse.

La adicción a las gotas ocurre en aquellas personas que tienen necesidad de utilizarlas todos los días, incluso varias veces al día para tener sus fosas nasales despejadas.

Sin embargo, no todos los tipos de gotas nasales son adictivas. Lo son las que contienen fármacos vasoconstrictores, como la nafazolina, la oximetazolina y otros. Por el contrario, no son adictivas ni tienen efecto rebote las gotas de suero fisiológico ni los corticoides.

CONSEJOS
* Para evitar esa adicción hay que hacer un uso responsable de estos medicamentos y saber que no conviene utilizarlos con demasiada frecuencia, tan solo durante unos pocos días.
* Para resolver el problema hay que consultar con el otorrinolaringólogo, quien tratará de encontrar la causa de la obstrucción nasal, descartará otros problemas (rinitis alérgica, pólipos, sinusitis crónica, tabique nasal desviado, etc.) y prescribirá un tratamiento específico con medicamentos para que el paciente pueda abandonar el uso de las gotas nasales.
Banner_Youtube_Otospray