¿Para qué se utilizan los drenajes timpánicos?

El drenaje timpánico es un procedimiento quirúrgico que se emplea para drenar las secreciones del oído medio al conducto auditivo externo. Esta intervención se suele efectuar con anestesia general y consiste en hacer una incisión en el tímpano, aspirando primero el líquido acumulado en el oído medio y colocando después un tubo por el que puedan seguir saliendo las secreciones.

Este procedimiento está indicado en pacientes que tienen otitis medias infecciosas repetidamente, más de tres cada año. También cuando el paciente se queja de dolor persistente del oído, cuando hay pérdida de audición desde hace más de 3 meses debido a las secreciones acumuladas en el oído medio, y por presencia de acúfenos (ruidos en el oído), mareos o vértigos de repetición.

Generalmente este tipo de cirugía mejora el dolor, permite recuperar la audición y disminuye la frecuencia de las infecciones.
El drenaje se suele llevar de 10 a 12 meses, aunque algunos casos requieren más tiempo.

CONSEJOS:
* Durante la convalecencia se deben utilizar tapones para los oídos a la hora de bañarse en la piscina o el mar. En algunos casos es incluso preferible prohibir estos baños.
* Se recomienda utilizar un gorro de baño a la hora de ducharse para evitar que penetre agua en los oídos.