¿Qué hacer cuando un niño se ha insertado un cuerpo extraño en el oído?

No son raros los casos en que un niño se introduce en el oído algún pequeño objeto, como una pieza de un juguete, una bolita, etc. En ocasiones también sucede que lo que se mete en el oído es un insecto.

Lo primero que debe hacerse es averiguar qué tipo de objeto es ese cuerpo extraño. En el caso de que sea un insecto, lo cual produce un zumbido, una disminución de la audición y algo de dolor, se recomienda inclinar la cabeza del lado contrario al oído afectado e instilar tres o cuatro gotas de aceite de oliva o aceite para bebés. Entonces se inclina la cabeza hacia el otro lado para que el aceite introducido arrastre el insecto hacia afuera.

En caso de que se trata de un objeto no hay que poner aceite. Solamente hay que inclinar la cabeza del lado del oído afectado y sacudirla levemente –nunca golpeando- para que el cuerpo extraño caiga por sí solo. En el caso de que no se consiga, habrá que ir a un centro médico.

CONSEJOS:
 Nunca deben introducirse los dedos o pinzas para intentar extraer un objeto que no se ve, ya que podrían dañarse el tímpano y otras estructuras del oído, y lo que se logra muchas veces es introducir todavía más el cuerpo extraño en el conducto auditivo.
No deben aplicarse gotas o pomadas para el oído. Únicamente el aceite y sólo en el caso de que se trata de un insecto.
Banner_Youtube_Otospray