¿Es útil la cirugía nasal para tratar la apnea del sueño?

Se considera que el tratamiento más adecuado de la apnea obstructiva del sueño es la presión positiva de la vía aérea, consistente en dormir con un dispositivo que bombea aire dentro de la vía respiratoria manteniendo abierta la tráquea mientras el paciente duerme.

Sin embargo, no todos los afectados toleran bien este tratamiento y en determinados casos puede ayudar la cirugía.
Existen diferentes tipos de intervenciones y el especialista deberá ser quien valore el más adecuado para cada paciente en función de la gravedad del trastorno y el lugar de mayor obstrucción.

Entre los tipos de cirugía nasal más habituales se encuentran la corrección de la desviación del tabique nasal, la extirpación de pólipos y la resección de cornetes, estructuras que se encuentran en el interior de la nariz encargadas de filtrar el aire y que pueden ser hipertróficos.

Algunos estudios han demostrado que los pacientes con apnea del sueño sometidos a cirugía experimentan una mejoría general de su salud, reducen los ronquidos y disminuyen la somnolencia diurna.

CONSEJOS:
* Evidentemente, es el especialista quien debe valorar el beneficio y el riesgo que conlleva una intervención quirúrgica en cada caso de manera individualizada.
* En bastantes casos el propio paciente no reconoce tener apnea obstructiva del sueño y son sus parejas los primeros en sospechar que algo va mal, a partir de los ronquidos ruidosos y la aparente dificultad para respirar. Asimismo, la familia o los compañeros de trabajo pueden advertir las consecuencias de la apnea, como dormirse durante el día en circunstancias anormales. En estos casos, se debe aconsejar al afectado que consulte con el especialista.
Banner_Youtube_Otospray