¿Es habitual la pérdida de audición con el envejecimiento?

La pérdida gradual de la audición que se produce a medida que envejecemos es un problema común. Se conoce como presbiacusia y se estima que hasta una tercera parte de los mayores de 65 años y hasta la mitad de los mayores de 75 años tienen cierto deterioro de la audición.

La pérdida de audición asociada al envejecimiento es generalmente mayor para los sonidos de tonos altos, de manera que las personas afectadas pueden tener dificultades para oír el sonido de una campanilla o el canto agudo de un pájaro, pero oyen sin problemas el sonido de un trueno o el de un camión pasando por la calle.

La presbiacusia tiene muchas causas posibles y suele afectar a los dos oídos a la vez. A medida que nos hacemos mayores, el oído interno va experimentando cambios que producen esa pérdida de audición. La herencia y la exposición continua a los ruidos fuertes son los principales factores que contribuyen a la pérdida auditiva.

CONSEJOS:
* Gran parte de la pérdida auditiva provocada por la exposición a ruidos fuertes puede prevenirse a lo largo de la vida, por ejemplo, escuchando música a volumen no muy alto o utilizando tapones u orejeras protectoras a la hora de manejar maquinaria ruidosa.
* Para ayudar a las personas con presbiacusia existen varias herramientas. En algunos casos pueden ser útiles los audífonos, así como los amplificadores telefónicos o sistemas de frecuencia modulada que permiten distinguir los sonidos de manera más clara.
Banner_Youtube_Otospray