¿Cómo utilizar adecuadamente un nebulizador nasal?

Un nebulizador nasal contiene una solución o suspensión de medicamento que se pulveriza directamente en las fosas nasales para producir un efecto local.

A la hora de utilizarlo, primero hay que sonarse la nariz para que las fosas nasales estén limpias y lavarse las manos. Después, debe agitarse el nebulizador y destaparlo.

Presionando con un dedo el lateral de una de las fosas nasales, se introduce la punta del nebulizador en la otra y, al mismo tiempo que se respira, se pulverizara dentro de ella con el nebulizador hacia arriba.

Después de retirarlo, se respira por la boca, inclinando un poco la cabeza hacia atrás para que el medicamento se extienda.

Posteriormente, se repite la operación en la otra fosa nasal. Por último, se tapa el nebulizador. Hay que intentar no estornudar si sonarse la nariz inmediatamente después de su empleo.

CONSEJOS:
* Algunos medicamentos dejan un mal sabor de boca después de aplicarlos, de manera que vale la pena beber un poco de agua u otro líquido para eliminar ese sabor desagradable.
* Los nebulizadores nasales descongestivos no deben usarse durante más de una semana, ya que pueden provocar la llamada congestión de rebote. Además, no deben compartirse con otras personas y es necesario comprobar siempre que no hayan caducado. Limpie el nebulizador al menos una vez por semana.
Banner_Youtube_Otospray