¿Por qué se tapan los oídos cuando se está resfriado?

Los oídos y la nariz están comunicados por las trompas de Eustaquio. Cuando nos resfriamos, la mucosidad pasa por este conducto y se acumula en el oído medio, que es el que se localiza detrás del tímpano, lo cual tapona los oídos.

En otros casos no es solo la mucosidad, sino la propia inflamación de las trompas de Eustaquio lo que produce esa sensación de taponamiento que impide una audición normal.

Se trata de un proceso que casi siempre es reversible, pero existen casos en que la mucosidad acumulada no se drena espontáneamente. Es lo que se conoce como otopatía secretora u otitis media crónica serosa y determinadas personas necesitarán tratamiento con medicamentos o con una punción del tímpano para extraer el líquido.

CONSEJOS:
* En personas adultas la sensación de taponamiento tras un resfriado puede durar un mes. Si pasado ese tiempo el problema persiste, es aconsejable acudir al especialista para estudiar el caso y tratarlo.
*En los niños la duración del taponamiento es más variable y depende de diversos factores, entre ellos la edad, el grado de pérdida de audición, si ocurre en un solo oído o en los dos, etc. Si constituye un problema, el especialista valorará la necesidad de tratamiento.