¿Por qué los niños pequeños tienen más infecciones de oído que los adultos?

La otitis media aguda es la infección bacteriana más frecuente en pediatría. Los motivos por los cuales los niños son más propensos a contraer estas infecciones de oído que los adultos son varias.

Una de las principales es que cuando son pequeños sus trompas de Eustaquio son más cortas y rectas que las de los adultos, lo que dificulta el drenaje de líquido hacia el exterior. La trompa de Eustaquio es un tubo de drenaje que va desde el oído medio hasta la faringe, justo detrás de la amígdala. En el caso de que la trompa de Eustaquio se inflame o que se bloquee con mucosidad debido a un resfriado, por ejemplo, el líquido no se drena con facilidad y puede provocar la infección.

Otra razón es que el sistema inmunitario de los niños todavía no está suficientemente desarrollado y, por lo tanto, su organismo tiene más dificultades para luchar contra las infecciones.

Por otro lado, la glándula adenoides situada detrás de la nariz, que es parte del sistema inmunitario, responde a las bacterias de la nariz y la boca. En ocasiones, esas bacterias quedan atrapadas en la adenoides y producen una infección que puede pasar a las trompas de Eustaquio y al oído medio.

CONSEJOS:
* Es normal, incluso recomendado en directrices internacionales, que los médicos esperen uno o dos días para comprobar si el dolor de oído desaparece antes de administrar un antibiótico si no hay diagnóstico definitivo de otitis.
* La mejor manera de prevenir las infecciones de oído en niños es reducir los factores de riesgo asociados. Los niños vacunados contra la gripe tendrán menor riesgo de otitis. También se recomienda lavarse las manos con frecuencia, no exponer a los niños al humo del tabaco y evitar entrar en contacto con otros niños enfermos.