Banner otospray


¿Cómo se realiza el diagnóstico precoz de la sordera?

Se calcula que el 80% de las sorderas o hipoacusias de carácter permanente ya están presentes en los recién nacidos. Es decir, son congénitas o se adquieren en las primeras etapas de la vida. También se estima que la sordera afecta a entre 1 y 5 de cada 1.000 niños, aunque solo 1 de cada 1.000 tiene sordera severa o profunda.

Desde hace unos diez años, en España se realiza la detección precoz de la sordera a todos los recién nacidos en el primer mes de vida, dentro del programa de cribado neonatal. Las técnicas que se utilizan para detectarla son las otoemisiones acústicas y los potenciales evocados auditivos del tronco cerebral.

Las otoemisiones acústicas son sonidos producidos por ciertas células que hay en el oído en presencia o ausencia de estimulación sonora. Se coloca en el oído del niño un cabezal con pequeños micrófonos incorporados y un dispositivo emite una serie de ondas y recoge los "ecos" que emiten las células de la cóclea. Es una prueba sencilla, rápida y nada dolorosa para el niño.

Para la prueba de potenciales evocados auditivos del tronco cerebral se colocan electrodos en el cuero cabelludo y se registran en un encefalograma las respuestas a unos sonidos, generalmente una serie de clics. La prueba mide la actividad del nervio auditivo y de la vía auditiva, y sirve para confirmar y descartar múltiples tipos de hipoacusia.

CONSEJOS:
* Cuando se ha detectado un posible trastorno en los primeros días de vida, se vuelve a repetir alguna de las pruebas al cabo de unas semanas para establecer el diagnóstico.
* Cuanto antes se realicen las pruebas de detección precoz antes se podrá conocer la causa e instaurar el tratamiento más adecuado para cada caso.
Banner_Youtube_Otospray