Alergia a los frutos secos

Jueves, 29 Septiembre 2016

Los encontramos sueltos o a granel, en pasteles, en bollería de toda clase y en el recetario popular de cualquier latitud. Los frutos secos son un alimento universal, con más de 500 calorías de media por cada 100 g, y a pesar de sus innegables beneficios para la salud –contienen grasas insaturadas, vitaminas, minerales y fibra–, constituyen una de las causas de alergia más frecuentes.

Un golpe «de narices»

Jueves, 30 Junio 2016

La nariz es el área que con mayor frecuencia se ve afectada en los traumatismos faciales. Su localización en el centro de la cara y su relieve hacen de la pirámide nasal una diana en accidentes, lesiones deportivas o agresiones en esta zona. El apéndice más prominente del rostro, que otorga personalidad y ha sido protagonista tanto de elogios apasionados como de frecuentes bromas, ocupa una posición muy expuesta que no se corresponde con su escasa resistencia a los golpes.

El aumento global de las poblaciones de medusas, probado con series estadísticas desde hace décadas, intriga a la comunidad científica y preocupa al sector turístico. Su presencia frecuente en las playas españolas se ha convertido en un problema de salud pública, que se agrava en los años con más incidencia y obliga a las autoridades a restringir el baño.

Los cuerpos extraños en la faringe son elementos ajenos al organismo que se alojan de forma accidental en este espacio común de los aparatos respiratorio y digestivo. Es una patología frecuente, sobre todo entre niños y ancianos, y su grado de gravedad es muy variable. Pueden pasar inadvertidos, causar molestias llevaderas o, por el contrario, provocar complicaciones graves.

Los ronquidos figuran entre las experiencias más molestas que tiene que sufrir a diario un gran porcentaje de la población. La roncopatía crónica, como se define médicamente al hábito de roncar, no tiene mayor importancia desde el punto de vista de la salud si se trata de simples ronquidos; sin embargo, empeoran la calidad del sueño del propio roncador.

En la vida diaria estamos sometidos a un nivel de ruido ambiental que, generalmente, no representa un serio peligro para nuestro sistema auditivo. Los habitantes de las ciudades están más expuestos a ruidos fuertes que los de las pequeñas poblaciones, pero todos nos arriesgamos a experimentar momentos de intenso volumen en la «banda sonora» de nuestras vidas.

La llegada de la primavera y el otoño es temida por muchas personas propensas a sufrir rinitis, la inflamación de la mucosa nasal. En ambas estaciones es frecuente la aparición de la temida congestión nasal típica de la rinitis, cuyas causas más habituales son las alergias y los resfriados.

A menudo relacionamos las reacciones alérgicas con los espacios abiertos, como ocurre con la alergia al polen, típica de la primavera.


Sin embargo, éste no es el caso de la alergia a los ácaros del polvo.

La otitis externa, más conocida con el nombre de «otitis del nadador», es una infección localizada en el canal auditivo, el conducto que transporta sonido del exterior del cuerpo hacia el tímpano.

Los más propensos a sufrirla son los aficionados a la natación y los niños, que en verano pueden pasarse horas en la piscina.

Las situaciones en las que nos vemos sometidos a un cambio brusco de presión pueden ocasionarnos pérdida momentánea de audición, taponamiento ótico o lesiones en el oído medio e interno. Es lo que los especialistas llaman «barotrauma ótico», y puede suceder a bordo de un avión, al bucear, viajando por una carretera de montaña o al atravesar un túnel.

Banner_Youtube_Otospray